Sistemas Operativos y aplicaciones

Siguiente texto en Frances – proximamente traducido

La supremacia de Google (incluidos en la mayoria de los teléfonos inteligentes basados en Android), Apple y Microsoft llega a ser problemática por que muchos de sus componentes principales siguen siendo de codigo cerrado. No ofrecen ninguna garantia, tanto para los usuarios individuales como para las organizaciones, en cuanto a su neutralidad en términos de seguridad y la posibilidad de tener puertas traseras.

La demostración de esta problemática ocurre a menudo: en noviembre de 2016, los investigadores de seguridad descubrieron dos puertas traseras diferentes en dispositivos Android de bajo coste, que afectaron a más de 700 millones de dispositivos de Google. Estas puertas traseras envían continuamente datos de usuario a servidores alojados en China.

El mismo mes, también se revelo que el sistema operativo iOS de Apple en secreto enviaba el historial de llamadas de sus usuarios a los servidores iCloud de Apple.

Peor aún, los vendedores de software propietario y los proveedores de software pueden estar colaborando con las agencias de inteligencia para facilitar el acceso al espionaje:

  • Microsoft probablemente haya ayudado a la NSA a permitir que se intercepten las comunicaciones entre usuarios.
  • El editor de la herramienta de cifrado RSA supuestamente aceptó 10 millones de dolares de la NSA en 2004 para que pudieran usar el algoritmo de uso aleatorio «Dual_EC_DRBG» para asi la NSA usarlo a pesar de las numerosas indicaciones de que este algoritmo puede haber sido preparado con puertas traseras.